Ser un desastre sólo la hizo más fuerte

Si fuera algo más que un desastre, tal vez no podría soportar todo lo que se le vino encima.

Todo su amor desperdiciado en las personas equivocadas, todas las mentiras y todos esos cuchillos que le desgarraron el corazón son demasiado para una sola vida. Pero, de alguna manera, todo ese dolor no la ha matado: la ha hecho más fuerte.

No estaba preparada para ello. Supongo que nadie puede estar preparado para que le hagan un daño tan terrible, pero ser el desastre que es la convirtió en una superviviente; la convirtió en su propia salvadora.

Ella no quería que las cosas fueran así. Siendo una eterna optimista, esperaba lo mejor. Y eso es justo lo que ocurre ahora: contra todo pronóstico, sabe que algún día se curará por completo.

Está haciendo malabares en medio del caos.

La mitad de las veces no tiene ni idea de qué hacer a continuación ni de qué dirección seguir. Sin embargo, se las arregla para improvisar y siempre mantiene la cabeza por encima del agua, por muy alta que sea.

Como ves, es única. Es majestuosa en su desorden.

Forma parte de un puñado de mujeres a las que les parece bien no tener un plan. Sabe que el mañana no está prometido y sigue viviendo los pequeños momentos que llenan su corazón.

Le apasionan las personas, el amor, la vida… Le apasiona todo.

Nunca está a medias en nada. O lo hace todo o no lo hace en absoluto. Lleva su corazón en la manga y su sonrisa como escudo.

Su sonrisa no significa que sea feliz todo el tiempo. Significa que ha decidido seguir adelante a pesar de toda la tristeza.

Significa que ha decidido disfrutar de los pequeños momentos de alegría, porque sabe que a veces tardarán en llegar de nuevo.

Es un desastre sin miedo porque nada es más fuerte que su espíritu.

Ella ve las grietas de su corazón como un camino para que entre la luz. Así se vuelve mejor y más contundente.

Ve su rotura como el comienzo de su crecimiento, como una oportunidad para reinventar su vida y empezar de nuevo.

Ve todo lo que ha pasado como algo educativo, como una experiencia de aprendizaje que no quería tener pero que no podía saltarse.

Sabe que las malas rachas son inevitables, por eso acepta todo lo que la vida le depara. Disfruta de la belleza y soporta ferozmente lo feo.

Ser un desastre significa vagar por la vida sin perderse. Significa descubrir cada día tal y como viene.

Significa hacer nuevos planes sobre la marcha. Significa no estresarse demasiado por las cosas que no puedes cambiar.

Significa aceptar que las cosas no siempre salen como se planean. Significa construir tu propia felicidad a pesar de todo.

Ser un desastre significa aceptar, sobrevivir, sanar y hacerse más fuerte de lo que nunca fue.