Eres más fuerte que todo lo que te hunde

Sé que ahora mismo están pasando muchas cosas en tu vida. Y sé que has pasado por mucho más. No has sido más que amable con todos los que te rodean, pero la gente se sirvió de eso. Utilizaron tus emociones, tu sensibilidad, tu generosidad y amabilidad. Pero sobre todo, utilizaron tu empatía.

No sé si estás lidiando con problemas familiares, con problemas en el trabajo o si estás pasando por problemas de chicos. La esencia es la misma: la vida no ha sido fácil para ti y no has hecho nada para merecerlo.

Sientes que estás rodeada de gente sólo cuando necesitan algo de ti. Siempre estás ahí para resolver los problemas de los demás, pero en cuanto los necesitas, no hay nadie en quien puedas confiar. De repente, todo el mundo está demasiado ocupado para ocuparse de tus problemas y te quedas sin nadie a la vista.

Has empezado a ver tus emociones como tu debilidad y has empezado a sentir que simplemente no puedes soportarlo más. Todo el mundo espera tanto de ti que no puedes soportarlo. La gente espera que tengas un aspecto y un comportamiento determinados y que encajes en sus cajas imaginarias.

Pero estoy aquí para decirte que no estás sola. Todos tenemos nuestras historias y nuestro pasado doloroso. Puede que pienses que todos los demás tienen una vida fácil y que tú eres el único que está luchando. Pero eso no podría estar más lejos de la realidad.Todos tenemos nuestros problemas y algunas personas simplemente los ocultan mejor, pero eso no significa que sean más fuertes o valientes que los que hablan abiertamente de su dolor.

Estoy aquí para decirte que nunca pienses en renunciar a ti misma. Recuerda que eres la persona más importante de tu vida. Así que valórate, apréciate y respétate. Y lo más importante, ámate a ti misma antes de amar a nadie más. Porque tienes muchas razones para hacerlo.

Puede que pienses que eres débil, pero en realidad deberías estar orgullosa de ti misma por todo lo que has sobrevivido y por tu increíble fuerza. Todavía no lo sabes, pero hay una mujer fuerte dentro de ti, esperando a ser abrazada y descubierta.

Eres fuerte por todo lo que has cargado sobre tus hombros. A pesar de ello, has conseguido mantener una sonrisa en tu rostro. Te han hecho pedazos muchas veces, pero sigues manteniendo la cabeza alta a pesar de todo, ¿verdad?

Eres fuerte porque todas las personas que violaron tu confianza no acabaron con tu fe en toda la humanidad. Sigues creyendo que hay algo bueno en todos y ésa es tu mayor fuerza.

Eres valiente por todos los que te han hecho daño. Sí, te han hecho daño más veces de las que puedes contar, pero ninguna de esas personas consiguió convertirte en una persona amargada y negativa.

Eres fuerte porque muchos intentaron romperte por completo, pero nadie consiguió romper tu corazón en pedazos. Aunque lo hicieran, siempre has sido lo suficientemente fuerte como para volver a pegarte.

Si todavía tienes dudas sobre tu fuerza, hay algo que te ayudará a mejorar la fuerza de tu carácter: Construye la fuerza de tu carácter desde dentro, donde está la fuerza

Sé que todo el mundo espera que seas siempre fuerte, pero no significa que seas débil si lloras o si muestras emociones. No significa que seas débil si admites que alguien te ha hecho daño. Significa que eres lo suficientemente valiente como para enfrentarte a tus sentimientos y aún más valiente por expresarlos.

Está bien sentirse débil de vez en cuando. Está bien dudar de ti mismo a veces. Sé que es fácil caer en la desesperación cuando vives en este mundo, que a veces parece cruel y frío.

Lo que tienes que saber es que siempre habrá días buenos y malos. Siempre habrá personas tóxicas en tu camino. Siento ser quien te lo diga, pero la vida no mejorará. Sólo aprenderás a manejarla con más eficacia.

Puede que ahora no conozcas tu verdadera fuerza y poder, pero con el tiempo lo verás. Siempre que dudes de tu poder y fuerza, piensa en tu pasado. Piensa en todas las cosas por las que pasaste, en todas las personas que intentaron doblegarte y disminuirte. Piensa en todos los días en los que pensaste que tu mundo había llegado a su fin. ¿Cuántas veces pensaste que no podías más? ¿Cuántas veces pensaste que estabas a punto de perder la cabeza y que no lo conseguirías?

Pero lo superaste todo. Sobreviviste a todo ello, ¿verdad? Incluso tu recuerdo más doloroso se ha convertido en eso: un recuerdo lejano. Ahora todo forma parte del pasado.

Y sólo puede servirte de lección. Debería servirte como recordatorio de que eres una mujer independiente y fuerte a la que nada puede sujetar. Debería recordarte que eres más fuerte que todo lo que la vida te pone delante. Debería servirte como recordatorio de que eres una luchadora, una superviviente y que nunca debes rendirte.

Por favor, no lo olvides nunca.