Esto es para los que luchan en batallas de las que no hablan

Esto es para los que llevan la sonrisa como escudo.

Nadie puede ver cómo te sientes. Nadie conoce tu pasado ni lo que estás viviendo en este momento.

Todo lo que ven es una sonrisa y no tienen ni idea de que te ha costado tanto formarla por todas las capas de dolor que hay detrás.

Esto es para los que se levantan cada mañana dispuestos a enfrentarse a todo lo que les frena.

No importa por lo que estés pasando, siempre te levantas y das lo mejor de ti. A veces prosperas. A veces apenas sobrevives al día.

Pero lo importante es que no te rindas, nunca.

Esto es para los que salieron mal parados por amar demasiado.

Nunca te escatimaste, nunca te retuviste, corriste hacia el amor con los brazos abiertos y llevando el corazón en la manga.

Tu corazón sangra ahora y nadie es capaz de verlo. Tienes días en los que no puedes evitar que tus lágrimas caigan y nadie lo sabe.

Sientes que te ahogas y no hay nadie que te saque a flote. Nadie más que tú. Necesitabas un héroe, así que te convertiste en uno. El héroe silencioso de tu propia vida.

Esto es para los que intentan sanar sin hacerlo en voz alta.

Tienes a tu gente, a tus amigos y familiares que están ahí para ti. Pero has dejado de hablar. Estás cansado de repetir lo que te molesta.

Entonces, te quedas callado y no te preguntan.

Sientes que no hay nadie en este mundo que pueda entender por lo que estás pasando. Así que sigues luchando por tu cuenta esas batallas de las que no hablas.

Es muy solitario caminar en tus zapatos.

Pero te las arreglas. Encuentras la fuerza en tu soledad, en tu ruptura. Eres mucho más fuerte de lo que crees.

Mira lo lejos que has llegado. Estás mejorando, aunque estés dando pasos de bebé hacia adelante. No importa lo lento que vayas, sigue siendo un progreso. Siéntete orgulloso de ti mismo.

Quiero que sepas que no estás sola.

Quiero que sepas que hay gente que te entiende. Gente que está luchando sus propias batallas sin decir una palabra a nadie. Gente tan valiente como tú.

Quiero que sepas que vas a ganar esta batalla. Te vas a curar. Volverás a respirar con tranquilidad. No habrá dolor detrás de tu sonrisa. Volverás a encontrar tu camino.