10 recordatorios para seguir adelante aunque los tiempos sean difíciles

Todos hemos estado ahí. En el fondo, sin ningún sitio al que ir. A todos nos ha roto el mundo y por eso es muy importante saber que puedes volver a levantarte.

Todas las mujeres de este mundo son un gran ejemplo de guerreras porque todas y cada una de nosotras pasamos por momentos difíciles en un momento u otro, pero ninguna se quedó en el suelo. Nos levantamos a nosotras mismas y a las demás.

Por eso te doy algunos recordatorios para ayudarte a superar esos momentos difíciles que parecen no tener fin.

1. Acepta lo que no se puede cambiar

A veces hay cosas en nuestra vida que no dependen de nosotros para cambiarlas. Esas cosas pueden entristecernos o enfadarnos, probablemente porque no tenemos la capacidad de influir en ellas.

¿Pero en qué podemos influir? En nuestra forma de ver las cosas, por supuesto. Por eso es muy importante reaccionar ante los momentos difíciles como lecciones más que como problemas. ¡Las lecciones nos hacen más fuertes!

2. Las lágrimas no son un signo de debilidad

Si tienes ganas de llorar, ¡no te contengas! Las lágrimas nunca son un signo de debilidad: desde que naces son una señal de que estás vivo.

No puedes apagar tus emociones y no hay razón para hacerlo. Simplemente tienes que aceptar que tus emociones forman parte de ti y que necesitas llorar para limpiar todo lo malo que te ocurre.

3. Deja ir

Guardar rencor sólo te hace sentir triste o enfadado y ni siquiera afecta a la otra persona. Así que, en primer lugar, ¿por qué molestarse en ello? No necesitas llenar tu vida de miserias innecesarias que no tienen nada que enseñarte. Así que, déjalo ir.

Deja ir todos los rencores que guardas contra alguien o contra el mundo. Sencillamente, no vale la pena tu precioso tiempo ni tu dolor de corazón.

4. No importa lo que los demás piensen de ti

No es importante lo que los demás digan de ti. Deja que cotilleen. Deja que se ocupen de tu vida porque no tienen vida propia.

Tienes que saber que estás perfectamente bien sin esas personas envidiosas y miserables que no tienen nada mejor que hacer con sus vidas. No dejes que te molesten. Lo importante es que sepas que eres adorable y preciosa. Deja que piensen lo que quieran.

5. No estás sola

Cuando los tiempos son difíciles, tendemos a olvidar que hay personas que nos quieren más que a nada. Esas personas son muy importantes en nuestra vida y nunca debemos olvidarnos de ellas.

Nunca estamos completamente solos, porque siempre habrá alguien que estará a nuestro lado en medio de la noche cuando nos sintamos inseguros y frágiles. Esas personas nos levantarán en los momentos en que olvidemos cómo hacerlo nosotros mismos. No olvides nunca a esas personas.

6. No te arrepientas de nada de lo que ha pasado

Probablemente haya una razón para ello. Se te ha concedido una oportunidad para conocerte mejor y una oportunidad para crecer.

No te arrepientas de tus decisiones, porque te han convertido en la persona que eres hoy y deberías estar orgullosa de todas las cosas que has aprendido y de todas las situaciones que te han convertido en la mujer malvada que eres hoy.

7. Pasará

¿Recuerdas la última vez que pensaste que tu vida era un desastre y que no serías capaz de sobrevivir a ella? Pues bien, lo hiciste. Todavía estás aquí. Tienes la capacidad de sonreír y ser feliz, así que ¿qué te hizo pensar que tu vida es miserable? No lo es.

Todo lo que estás sintiendo en este momento, todas las lágrimas que corren por tus mejillas, pasarán y te sentirás renacer. No te preocupes. Sólo hace falta tiempo.

8. Sé tú mismo

En este huracán de juicios en nuestro mundo, olvidamos quiénes somos y olvidamos lo que queríamos en primer lugar. Sustituimos nuestras propias esperanzas y sueños por las esperanzas y sueños de la gente que nos rodea y eso nos lleva a sentirnos mal con nosotros mismos y con nuestra vida. Pero, ¿por qué?

Nadie puede ser mejor que tú mismo. Siempre habrá alguien mejor que tú, pero tú eres único y deberías estar orgulloso de quién eres. No hay necesidad de sentirse mal por lo que eres. Te mereces liberar todo lo que eres. El mundo te lo agradecerá.

9. Si alguien quiere estar ahí, lo hará

Tendemos a ocupar nuestra mente con personas que simplemente no debían estar en nuestra vida. Nos hacen sentir poco queridos y nos hacen sentir poco apreciados, pero eso no es lo que merecemos.

Tienes que ser consciente de que si alguien quiere estar en tu vida, hará todo lo necesario para encontrar la manera de quedarse allí. No te molestes en intentar retenerlos ni en entregarte demasiado. Si quieren irse, deja que se vayan.

10. Tus problemas no te definen

Eres mucho más que lo que estás pasando. Eres una hermosa criatura que da sentido al mundo y éste no sería lo mismo sin ti.

Por eso nunca debes dejar que un problema te defina. Estás mucho más allá de tus problemas.