Nunca pensé que pudiera ocurrirle a alguien como yo, hasta que lo hizo

Lo he pasado bastante mal en lo que respecta a las relaciones, y ésta no fue una excepción.

Todo empez√≥ en septiembre del a√Īo pasado. Estaba en pleno apogeo de la animaci√≥n futbol√≠stica, simplemente amando la vida. Cuando lleg√≥ el Homecoming de nuestra escuela rival, no fue una sorpresa que yo fuera, porque hab√≠a asistido a esa escuela cuando era m√°s joven. Este a√Īo era un poco diferente… Esta vez ten√≠a una cita.

Su nombre, bueno, eso no importa ahora. Era alto, con pelo casta√Īo y ojos verdes. Jugaba al f√ļtbol en nuestro colegio rival, por lo que salir con √©l era como un gran no, pero era un subid√≥n cuando estaba con √©l. Algunos dir√≠an ahora que era un chico que hab√≠a nacido al otro lado de las v√≠as. Pensaba que era genial tener un chico que no ten√≠a su vida resuelta y que no ten√≠a objetivos. Pero en realidad, lo √ļnico que hizo fue arrastrarme por un camino del que a√ļn no he podido escapar.

Bueno, fuimos juntos a su Homecoming y luego fuimos juntos al m√≠o, lo cual estaba bien porque √©l era el ¬ęelegido¬Ľ con el que quer√≠a estar. Al cabo de un mes de salir, pude descubrir realmente qui√©n era este chico. Una noche, cuando los dos ten√≠amos hambre, fuimos a Subway y todo iba bien; est√°bamos bromeando y entonces √©l estall√≥. Mientras pagaba nuestro pedido, le hab√≠a llamado putita y, por supuesto, s√≥lo estaba bromeando con √©l…. pero √©l no lo vio as√≠….

Despu√©s de decir eso, sus emociones cambiaron dr√°sticamente. En cuanto salimos, me agarr√≥ por la parte superior del brazo y se acerc√≥ mucho, me abraz√≥ muy fuerte y me dijo….

¬ę¬°C√≥mo te atreves a llamarme puta! Si hay que llamar a alguien as√≠, es a la persona de cuya boca ha salido!¬Ľ

Mientras dec√≠a eso, me apretaba el brazo cada vez m√°s fuerte. Se acercaba cada vez m√°s a mi cara. En ese momento, supe que estaba en una relaci√≥n muy poco saludable, pero estaba demasiado asustada en ese momento para decir realmente algo o para romper con √©l….

Pas√≥ alg√ļn tiempo y pasamos juntos nuestras primeras vacaciones… Acci√≥n de Gracias…

Despu√©s de dejar la cena de Acci√≥n de Gracias de mi madre, acab√© en casa de mi padre, lo que me pareci√≥ totalmente bien. Luego lleg√≥ la Navidad y creo que nunca olvidar√© esa noche…

Despu√©s de abrir los regalos en casa de mi madre y cenar, fuimos a su casa… Su familia era definitivamente diferente. Nos permitieron beber y acab√© muy borracha hasta el punto de no recordar la mayor parte de la noche. Recuerdo que me sent√≠a muy insegura, no con sus t√≠os, sino con √©l…. Era muy imprevisible cuando beb√≠a y no estaba segura de si me pegar√≠a o me agarrar√≠a de nuevo o no…..

Finalmente, su padre nos llev√≥ a √©l y a m√≠ a casa y pude respirar y sentirme segura al menos durante unos cinco minutos hasta que mi novio dijo que se quedaba a pasar la noche, ya que mi madre no estaba en casa… Despu√©s de eso, nuestra relaci√≥n fue cuesta abajo muy r√°pidamente.

Era la v√≠spera de A√Īo Nuevo y, por supuesto, mi novio estaba en casa y se qued√≥ la noche una vez m√°s. Mientras esper√°bamos a que cayera la bola, estuvimos tonteando y jugando a pelearnos. Pero cuando le ped√≠ que parara y le dije que hab√≠a terminado, la cosa se puso m√°s intensa y m√°s agresiva…. Sent√≠ que estaba luchando para alejarme de √©l, que ya no era un juego y por la forma en que me miraba, ten√≠a muy malas intenciones.

Finalmente, conseguí alejarme de él y pude levantarme. Me miró como si no hubiera hecho nada malo, pero para mí eso era el fin. Ya no temía por mi vida. Ya no me estremecía cada vez que alguien intentaba siquiera tocarme el hombro.

√Čl es la raz√≥n por la que ten√≠a miedo de hacer cualquier cosa porque yo era suya, siempre me llamaba de su propiedad y yo estaba cansada de ser el juguete de alguien. Esa noche despu√©s de la pelea, lo ech√© de mi casa y cerr√© la puerta con llave. Acab√© llamando a mi ex porque √©l era mi lugar seguro. En cuanto le cont√© lo que hab√≠a pasado, vino enseguida y me abraz√≥ hasta que me dorm√≠. Por supuesto, por la ma√Īana ya no estaba y la puerta principal estaba cerrada con llave, pero aquella noche fue la primera en la que por fin me sent√≠ libre. M√°s tarde, al d√≠a siguiente, le dije a ese chico descuidado que hab√≠amos terminado y que no quer√≠a volver a verle nunca m√°s. Se produjeron muchos gritos y llantos, incluso algunas s√ļplicas para que volviera con √©l. Tuve que defenderme porque ninguna mujer deber√≠a sentirse como yo.

Ahora, despu√©s de todo lo ocurrido, sigo teniendo el miedo cada vez que mi actual novio va a abrazarme o incluso cuando nos liamos y luchamos. Un a√Īo despu√©s de que todo esto ocurriera, sigo teniendo el miedo y sigo teniendo miedo de que me pase algo. Sin embargo, soy m√°s fuerte por lo que pas√≥; ahora soy una persona m√°s fuerte.

porDeziree Okopski