A mi ex infiel, todavía no puedo olvidar lo que me hiciste

Llevo conmigo las cicatrices que tus acciones causaron…

Lo odio. Desearía que no estuvieran ahí. Desearía que nunca hubieras hecho lo que hiciste. Ojalá pudiera olvidarlo todo. Pero no puedo, y aunque te he superado no he superado tu traición.

Te amé más que a nada, y ni siquiera parpadeaste antes de pasar por encima de mi corazón. Tiraste todo lo que teníamos por unos minutos de placer, y es difícil procesar eso.

Es tan duro que tengo miedo de que todos los demás sean como tú. Por eso todavía no he permitido que nadie se acerque. Por eso guardo mi corazón.

Lo más trágico es que sigo cuestionando cada uno de sus movimientos. Sigo esperando el desastre. Sigo esperando que me engañen como tú lo hiciste.

Me he vuelto muy insegura después de que pasaras por mi vida, y no me gusta.

No me gusta en lo que me he convertido. Alguien llena de dudas sobre sí misma. Alguien que se atreve a preguntarse: «¿Fui yo? ¿Lo envié en sus brazos?».

Por supuesto que no lo hice. Por supuesto que no tenía nada que ver conmigo, pero no podía evitar que mi mente corriera a 100 millas por hora tratando de dar algún sentido a este lío.

Es que me duele mucho saber que me has hecho pedazos el corazón con tanta facilidad, y que eso podría afectar siempre a mis futuras relaciones.

Odio que sigas formando parte de mis pensamientos, pero nadie sobrevive al engaño y sigue viviendo su vida sin verse afectado.

Ojalá pudiera encontrar una forma de evitar que sigas estropeando mi vida. Ojalá pudiera transferir lo que sé a lo que hago.

Porque soy consciente de que no todos los demás hombres son como tú. Nadie más debería pagar por tus pecados. Yo tampoco debería pagar por ellos.

Formas parte de mis malos sueños. Y cada vez que me despierto, vuelvo a revivir esos momentos. Una vez más siento tu traición desgarrando mi corazón.

¿Por qué lo has hecho? ¿Por qué me has engañado?

¿Te aburrías? ¿Estabas aumentando tu ego? ¿Estabas curando tus propias inseguridades? ¿Estás orgulloso de lo que hiciste?

Espero que no.

Lo que hiciste fue egoísta. Lo que hiciste causó un daño irreparable a mi vida amorosa. Lo que hiciste rompió mis esperanzas y sueños. Lo que hiciste arruinó todos los buenos recuerdos que tenía de nosotros.

No sé si tienes conciencia. No sé cómo puedes vivir contigo mismo cuando haces daño a alguien que te amaba incondicionalmente, alguien que te respetaba y te era leal.

Lo único que tenías que hacer era corresponder. Seguir mi ejemplo. Debiste darme el mismo respeto y compromiso que yo te daba a ti.

Deberías haberlo hecho. Pero no lo hiciste, y no tiene sentido hablar de eso ahora.

Lo único que quiero ahora es vivir sin esta carga que pusiste sobre mis hombros. Quiero vivir sin miedo. Quiero superar mis problemas de confianza. Quiero ser libre de ti, libre de mi pasado.

En el fondo sé que un día lo conseguiré. No sé cómo. No sé cuánto tardaré, pero tú no serás la razón por la que mi futura relación no funcione.

Quizá un buen comienzo sería encontrar a alguien totalmente distinto a ti. Alguien que me haga sentir segura. Alguien en quien pueda confiar. Alguien que se esfuerce y me trate con respeto. Alguien que comprenda mis miedos y me haga bajar la guardia.

Sí, creo que lo haré. Me merezco un nuevo comienzo.