¡¡¡Sólo quieres atención!!! 6 señales de que eres el último fanático de la atención

Está en la naturaleza humana buscar la atención de los demás. Por lo tanto, ese impulso es una parte integral de todos y cada uno de nosotros. Pero algunas personas buscan la atención más que otras. Cuando son realmente exageradas, las consideramos verdaderos fanáticos de la atención.

Esto puede ser muy agotador para la gente que les rodea. Pero normalmente, los fanáticos de la atención no son conscientes de este problema.

Para que te des cuenta, te damos 6 señales evidentes de que alguien -o incluso tú- podría ser un fanático de la atención:

Subes foto tras foto en Facebook u otras redes sociales. 2. Tener la necesidad de que la gente siga cada nueva edición de maquillaje o look de ropa que llevas ese día.

Tienes la necesidad de compartir tu ubicación con todo el mundo todo el tiempo. Los «check in» de vez en cuando están bien, pero los haces molestos. Tus amigos en Facebook tienen la sensación de que te has registrado en todos los sitios menos en tu baño.

Ver también:5 reglas de oro sobre las relaciones en las redes sociales

Cuando vas a una discoteca, siempre exiges un trato VIP. Las bebidas caras forman parte del repertorio. No te pillarían ni muerto entre la gente corriente.

Si todas las miradas no están puestas en ti, especialmente cuando estás con tus amigos, te sientes miserable. El mejor indicador de este signo es que tus amigos empiezan a evitarte.

Necesitas la aprobación constante de los demás. Si nadie te hace un cumplido, tienes que preguntar: «¿Tengo buen aspecto?». «¿Soy guapa?» Necesitas que los demás digan que tienes buen aspecto para poder sentirte bien.

Sólo quieres su compañía cuando te conviene. Son buenos amigos para ti: escuchan tus problemas y te ayudan en momentos de necesidad. Comparten tu felicidad. En cambio, nunca estás ahí cuando te necesitan.

La última es probablemente la más grave de las seis. No apreciar a tus amigos te hará perderlos. Demuéstrales que te importan, escúchales y estate atento a sus necesidades.

No edites tu perfil y utiliza las redes sociales de forma constructiva: conecta con tus amigos y aprende cosas nuevas.

Reduce tus check ins cuando estés realmente en algún lugar nuevo especial y significativo o pasando tiempo con amigos y familiares. Demuéstrales que aprecias el tiempo que estás pasando con ellos y que no estás pensando sólo en ti.

Da importancia a las cosas relevantes y reduce las superficiales, como los trajes nuevos, las bebidas caras y el trato VIP en los clubes.

Ten los pies en la tierra e intenta mejorar tu comportamiento.

Confía en mí: tu vida cambiará a mejor.