No te preocupes, sigo siendo tuyo aunque te haya perdido hace tiempo

Sabes, me han dicho muchas veces qué hacer y cómo actuar para tener una vida mejor. Recuerdo que mi madre me decía que debía comer mucha fruta para estar sano.

Si quería salir a la calle, siempre me decía que llevara ropa de abrigo porque no quería que pasara frío. Me cuidaba como si fuera un bebé y, aunque eso me molestaba en aquel momento, ahora entiendo que sólo me cuidaba como toda madre cuida de su hijo.

Y no era la Ășnica, habĂ­a personas cercanas en mi vida que querĂ­an que estuviera siempre a salvo. Para mantenerme a salvo, me daban consejos sobre la vida. Algunos eran Ăștiles, asĂ­ que los escuchaba, pero otros consejos los ignoraba por completo.

Lo mås interesante es que todas esas cosas eran cosas que aprendería tarde o temprano en mi vida. Aprendería estas lecciones cuando llegara el momento adecuado, pero estoy enfadada porque nadie me enseñó cómo actuar cuando te topas accidentalmente con el hombre que fue toda tu vida y ahora es sólo un extraño.

ÂżCĂłmo actĂșas cuando sales por la mañana a comprar leche y pan para desayunar y lo ves? ÂżCĂłmo reaccionas cuando sabes que eres un desastre y te gustarĂ­a ser la mujer mĂĄs bella cuando Ă©l te ve para que se decepcione por haberte perdido?

Y tĂș estĂĄs ahĂ­ sin decir nada y te gustarĂ­a que tu madre estuviera ahĂ­ para decirte quĂ© hacer ahora. Pero no hay nadie. Nadie excepto tu corazĂłn que late como un loco y el alboroto en tu cabeza.

Toda tu vida con Ă©l pasa por delante de tus ojos. Recuerdas vuestras tardes juntos mientras Ă©l estaba tumbado sobre tu estĂłmago mientras tĂș jugabas con su pelo.

Recuerdas todas sus promesas sobre tener una gran familia y una casa con un patio trasero donde jugarĂ­an tus hijos. Y entonces su voz te trae a la realidad y te das cuenta de que necesitas salir de esta situaciĂłn.

Te alegrarĂ­as mucho si el suelo se abriera y te llevara con Ă©l, pero sigues allĂ­, frente a Ă©l, mientras te observa con sus ojos. Y conoces muy bien esa mirada. Sabes lo que estĂĄ intentando. Lo sabes todo pero, sin embargo, no sabes nada. No hay nadie que te diga cĂłmo salir de esta situaciĂłn.

No hay nadie que te diga cĂłmo seguir adelante como si nunca hubierais estado juntos. Necesitas a alguien que te ayude a llevar esa carga porque ya no puedes soportarla sola. Necesitas a alguien que te diga cĂłmo actuar cuando te encuentres con el hombre que lo era todo para ti pero que ahora se comporta como si fuera un simple desconocido.

Necesitas que alguien te diga que ahora estĂĄs en una buena fase de tu vida y que tu novio actual es todo lo que necesitas.

Deseas con todas tus fuerzas tener a alguien en tu vida que te diga qué hacer para seguir adelante desde el día en que te dejó.

Necesito a alguien que me diga cĂłmo superar algo que terminĂł pero que nunca terminarĂĄ para mĂ­. Por mucho que lo intente, nunca se acabarĂĄ de verdad. ÂżCĂłmo debo calmar todas estas emociones que se despiertan en mi mente y en mi corazĂłn al ver que se aleja de ti?

ÂżCĂłmo puedo estar tranquila mientras el que era mi todo se va como si nunca hubiera significado nada para mĂ­?

Sé que no estoy tranquila ahora pero sé que el tiempo lo cura todo y que tal vez, pero sólo tal vez podré amar a alguien de la misma manera que te amé una vez.

Christine es la autora de «Mirando a los ojos de la ansiedad y la depresión», un libro que cambiarå tu forma de luchar contra la ansiedad y la depresión.