Comprender el amor de la mujer INTJ poco común

Rara y hermosa. Como una flor o un mito que nunca pensaste que fuera cierto hasta que te encontraste con ella.

Es como esa increíble mezcla de feminidad e inteligencia pura, vertida en un solo cuerpo, que no deja de sorprenderte.

No es nada que hayas visto antes: la mujer INTJ.

Comprenderla y la forma en que te ama es como querer descubrir algo nuevo, porque todo lo que has conocido sobre las mujeres y las citas se pondrá completamente patas arriba.

Una cosa es segura: nunca más te aburrirás. Te abrirá la mente a las cosas más grandes de la vida y tu forma de ver el amor cambiará para siempre.

Es la que hará picnics en tu patio trasero mientras lee novelas filosóficas. Es la clase de chica que te hablará de teorías conspirativas, creyendo que tú sabes tanto como ella.

Es imposible que tu mente no se amplíe después de conocerla, porque con ella no hay tabúes.

Puede que la pierdas a veces, pero volverá. Se perderá dentro de su cabeza y puede estar perdida durante horas.

A veces, sentirás que no eres importante para ella, pero no te sientas insultado. Eso es sólo su independencia que pide a gritos un poco de tiempo a solas.

Pero prepárate para que nunca te necesite. Ella es la que quiere que le prepares una taza de té cuando está enferma, pero créeme, podría hacerlo ella misma.

Nunca llegará a necesitarte, porque sabe lo increíble que es la vida incluso sin un hombre.

Pero su amor por ti es fuerte, te ama con todo su corazón y lo verás en cada una de sus miradas y cada vez que te toque.

¡Presta atención a sus ojos! Verás esa chispa de alegría cada vez que camines hacia ella, cada vez que la abraces y la beses.

A veces, su trabajo se interpone. Es una persona que se esfuerza por alcanzar sus objetivos y que no sabe ir más despacio, así que tendrás que seguirle el ritmo.

Por eso, habrá momentos en los que se mostrará despistada y distraída. No verá las flores que le has comprado o que tenías muchas ganas de hablar con ella.

Pero, por favor, no confundas eso con un insulto. ¡No tiene intención de hacerte daño! ¡Jamás! Si está contigo, te quiere más que a nada en el mundo -aunque no más que a sus sueños.

Lo que nunca debes temer cuando tienes una relación con una mujer INTJ es que te engañe.

Se respeta demasiado a sí misma (y a ti, por supuesto) como para ponerte los cuernos o incluso mirar a otro hombre, porque eso no es más que una vergüenza.

Dicho esto, ni siquiera deberías intentar mentirle si la engañaste, porque lo verá en ti enseguida y lo último que verás de ella será su espalda, mientras se va.

Si decides faltarle al respeto o si crees que es «demasiado» para ti, debes saber que te preguntarás para siempre qué habría pasado si la hubieras amado como se merecía.

Ninguna otra mujer será tan asombrosa como ella y ninguna otra mujer podrá llenar ese hueco en tu corazón, dejado allí para recordarte siempre a ella.

Amar a una mujer INTJ será la mejor y la peor decisión de tu vida.

Nunca podrás comprender del todo la forma en que te ama, porque no muchos pueden enseñarte sobre ella, es demasiado rara para eso.

Pero una vez que descubras que su tacto está lleno de cariño y que cada una de sus palabras es como música para tus oídos, sabrás que el amor nunca ha sido tan raro y encantador al mismo tiempo.

Ámala. Ámala como nunca has visto una joya semejante.

Agradece que esté en tu vida, porque su honestidad brutal y su oscuro sarcasmo no los encontrarás en ningún otro sitio.

Y recuerda: no juegues con ella. Ella es mejor en esos juegos de lo que tú nunca serás.