5 razones por las que saltar de un ex a otro es una mala idea

¿Cuántas veces has oído que la mejor y más fácil manera de superar una relación fallida es volver a la piscina de las citas lo antes posible?

¿Que encontrar a alguien nuevo que ocupe tu mente y tu corazón es la forma más rápida de superar a un ex?

Sin embargo, a pesar de esta opinión popular, en la mayoría de los casos, saltar de un ex a otro resulta en realidad contraproducente, y aquí tienes 5 razones para ello.

1. La curación es un proceso

En primer lugar, tienes que entender que se necesita tiempo para superar realmente a alguien.

No importa que hayas dejado de querer a tu ex: sigue siendo un tipo que ha formado parte de tu vida durante un tiempo y, si no es así, te has acostumbrado a él, así que necesitas tiempo para aceptar su ausencia.

Por supuesto, existe la posibilidad de que estés convencida de que ese hombre ha desaparecido por completo de tu corazón.

Sin embargo, el hecho de que estés convencida de que lo has superado, no hace que sea cierto.

De hecho, es probable que el hecho de que te sientas así no sea más que una señal de que te estás mintiendo a ti misma, fingiendo que estás bien.

En este caso, todas las emociones negativas que sigues empujando hacia abajo te alcanzarán tarde o temprano, cuando creas que las has olvidado por completo.

Así que en lugar de reprimir tus emociones y esperar que desaparezcan por arte de magia, permítete sanar sanamente.

En lugar de presionarte demasiado, acepta que la superación no se produce de la noche a la mañana, y que es un proceso que requiere tiempo y paciencia.

2. Tu dolor no desaparecerá

Si crees que todos los moratones de tu asustado corazón desaparecerán en cuanto conozcas a un nuevo chico, piénsalo de nuevo.

Si esperas que tu próximo novio aparezca en tu vida con una varita mágica que resuelva todos tus problemas y haga desaparecer todas tus preocupaciones, una cosa está clara: definitivamente no estás preparada para una nueva relación.

Cuando estás sufriendo y echas de menos a tu ex, esperar que otro chico te ayude a superarlo y a llenar el vacío que dejó tu ex es una de las cosas más tóxicas que puedes hacerte a ti misma.

Odio romper tu burbuja, pero este nuevo hombre no aliviará tu dolor. Al contrario, sólo lo intensificará.

3. Tu carga emocional afectará a tu nueva relación

Nunca puedes esperar tener una relación sana mientras sigas cargando con un peso pesado de tu pasado.

Nunca podrás mostrarle a alguien nuevo tu verdadero potencial mientras haya una carga emocional que te agobie.

Sé que crees que estás preparada para una nueva relación en cuanto dejas de querer a tu ex, pero créeme que hace falta mucho más para dejar ir de verdad.

No estás preparada para comprometerte con alguien nuevo hasta que estés segura de que te has librado de todos los miedos, la confianza y los problemas de abandono de tu relación anterior, porque todas estas cosas tienen un gran impacto en tu futuro, incluso cuando no eres consciente de ello.

4. Vas a hacer daño a tu nuevo novio

Reconozcámoslo: a nadie le gusta ser un despechado, y tu nuevo novio no es una excepción.

Sería totalmente injusto aprovecharse de alguien sólo para que te ayude a superar a tu ex, y éste es un delito que nunca deberías ni siquiera pensar en cometer.

Si crees que este nuevo chico no percibirá que aún te aferras al pasado, no puedes estar más equivocada.

Créeme, los hombres también tienen intuición, y seguro que se dará cuenta de que no estás completamente dedicada a esta relación.

Además, lo último que quieres hacer es herir a un buen chico sólo porque tu ex te hizo daño.

Has pasado por una ruptura brutal, y no quieres ser igual que el tipo que te rompió el corazón, ¿verdad?

5. Estar soltera mola

Otra razón por la que saltar de una relación a otra nunca es una buena idea es el hecho de que así no tienes la oportunidad de disfrutar de tu vida de soltera, que puede ser increíble si la interpretas bien.

Verás, cuando terminas una relación, necesitas un tiempo a solas, sobre todo si era de larga duración.

Necesitas un tiempo para ponerte en orden, para averiguar qué es lo que quieres y lo que no quieres de la vida.

Necesitas (y mereces) algo de tiempo para centrar toda tu energía en ti misma, y eso sólo es posible cuando estás soltera.